El Banco de España constata el empobrecimiento por la inflación: «Es indudable que los trabajadores están perdiendo poder adquisitivo»

El Banco de España constata el empobrecimiento por la inflación: «Es indudable que los trabajadores están perdiendo poder adquisitivo»

Entrevistas Daniel Fuentes: «La guerra nos va a hacer más pobres, hay que asumirlo»

La crisis inflacionista que ya sufría España y que se ha visto agravada por las consecuencias de la invasión de Ucrania, está empobreciendo a la población española. Así lo habían advertido ya economistas como el ex asesor de Moncloa, Daniel Fuentes, y así lo constata lo ha constatado este martes el propio gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

«Por el lado de los trabajadores, es indudable que estos están perdiendo poder adquisitivo«, ha señalado Hernández de Cos en un desayuno de trabajo con el sector empresarial organizado por Hill & Knowlton en el que ha vuelto a solicitar un pacto de rentas.

Ya lo hizo antes de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo pidiese, y este martes ha vuelto a insistir en varias ocasiones en ello. «Resulta crucial evitar que se desencadene una espiral de incrementos de precios y costes que solo agravaría los efectos, ya de por si nocivos, de la perturbación actual. Evitar esta espiral puede lograse a través de un pacto de rentas entre empresas y trabajadores», ha señalado.

Este pacto de rentas, ha proseguido, afectará indudablemente a los trabajadores. De hecho, como ha apuntado, ya lo está haciendo. Pero Hernández de Cos ha subrayado que el coste debe ser compartido entre trabajador y empresa.

«Este pacto de rentas debe suponer un reparto, entre empresas y trabajadores, de la merma de rentas de la economía nacional frente al resto del mundo que implican los aumentos de costes recientes. Insisto: se trata de repartir costes. Todos los agentes implicados han de asumir una pérdida. Ni los trabajadores podrán mantener su poder adquisitivo en el corto plazo, ni las empresas serán capaces de mantener sus márgenes.