El Banco de España alerta de que ya hay más de un millón de hogares ahogados por sus hipotecas y créditos

El Banco de España alerta de que ya hay más de un millón de hogares ahogados por sus hipotecas y créditos

Crisis El Banco de España avisa ya a los hogares de la subida de las hipotecas variables: «La carga financiera será mayor»

La subida de los tipos de interés está ya golpeando con fuerza a las familias y, aunque el proceso de normalización monetaria apenas ha comenzado, las cifras que pone de manifiesto el Banco de España evidencian que la situación es muy compleja. Según la estimación del supervisor, el número de familias que destinan más del 40% de su renta al pago de hipotecas y créditos se ha disparado en 172.000 hogares. Familias, como define el organismo que dirige Pablo Hernández de Cos, que tienen «una carga financiera elevada».

Pero es que, además, el dato de familias que ya se encontrada en esa situación de ahogo financiero era de algo más de 850.000 hogares, según los últimos datos disponibles referentes a la Encuesta Financiera de las Familias de 2017. Por lo tanto, la cifra total de hogares que deben destinar más del 40% de sus ingresos al pago de créditos e hipotecas supera ya el millón.

«Sobre la base de la última información disponible a nivel microeconómico, se estima que el aumento de los tipos de interés desde el inicio de este año [de 1,6 puntos porcentuales para el euríbor a doce meses, principal tipo de interés al que está ligado el stock de las hipotecas en España] llevaría a que la proporción de familias con deuda que pasarían a tener una carga financiera neta elevada aumentaría en casi dos puntos porcentuales», explicó Hernández de Cos el pasado viernes durante su intervención en el seminario que la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) organiza anualmente en Santander.

Esos casi dos puntos porcentuales, añaden fuentes del Banco de España, corresponden a los mencionados 172.000 hogares. Y «este efecto sería más intenso en los hogares endeudados situados entre los percentiles 20 y 40 de la distribución de rentas», apuntó también el gobernador, esto es, que son las rentas bajas y medias bajas las que en mayor medida se están viendo afectadas.

Todos estos alarmantes datos, además, amenazan con seguir creciendo a medida que el proceso de endurecimiento monetario progrese. La vía más evidente y probablemente preocupante es la de las hipotecas a tipo variable, que aunque en los últimos tiempo dejaron de ser la opción preferencial sí lo fueron hasta hace dos o tres años.

En ese momento, los créditos hipotecarios a tipo variables ofrecían un interés muy bajo y las subidas de tipos parecían lejanas. Ahora, sin embargo, todas esas familias van a sufrir un sensible incremento de la carga mensual a la que deben hacer frente. Y lo tendrán que hacer, además, en un contexto de altos precios y empobrecimiento de la población del que también ha avisado Hernández de Cos en más de una ocasión.

Para tratar de hacer frente a esta situación, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el pasado sábado un nuevo paquete de medidas que, sumadas a lo que ya estaban vigentes, tendrán un impacto conjunto de un punto completo de Producto Interior Bruto (PIB) sobre el déficit. Así lo explicó ayer en su comparecencia en el Congreso de los Diputados la presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero, que señaló que solo las medidas del sábado ascienden a medio punto de PIB.

En concreto, el Estado dejará de ingresar 1.152 millones de euros al reducir el IVA de la electricidad y otros 620 millones con la bajada del impuesto especial de la electricidad. En la parte de los gastos, la actuación más costosa será la bonificación al carburante (3.465 millones), seguida de otras ayudas a particulares (717 millones), las ayudas directas a particulares (540 millones) y ayudas sectoriales (495 millones), informa Efe. Con todo ello, la AIReF revisará de nuevo al alza la previsión de desviación presupuestaria para el presente ejercicio hasta llevarla al 4,7%.

Herrero incidió asimismo en algo que tanto la AIReF como el Banco de España han insistido en numerosas ocasiones a este Gobierno: «Establecer una estrategia fiscal de medio plazo que sirva de orientación fiscal y garantice de forma realista y creíble la sostenibilidad financiera». Sin embargo, las peticiones de ambos organismos han sido reiteradamente ignoradas por el Ejecutivo.