El automovilista que alertó a la Policía sobre una adolescente secuestrada en EE.UU. dice que no reconoció la señal de socorro popularizada en TikTok

El automovilista que alertó a la Policía sobre una adolescente secuestrada en EE.UU. dice que no reconoció la señal de socorro popularizada en TikTok

«Ella gesticulaba ‘ayúdeme’. Dijo ‘ayúdeme, ayúdeme’ dos veces», contó David Isaacs, detallando que la joven también hizo un gesto con la mano a través de la ventana del auto.

El automovilista que llamó a al 911 para alertar sobre una adolescente que creía que estaba en peligro en un coche que circulaba por una autopista de EE.UU. dijo que no reconoció la señal de socorro popularizada en TikTok que realizó la joven, pero aun así notó que estaba angustiada.

David Isaacs, de 50 años, reveló que dio aviso a la Policía tras ver que la joven parecía murmurar repetidamente «ayúdeme».

«No reconocí ningún gesto», afirmó Isaacs a NBC News. «Ella gesticulaba ‘ayúdeme’. Dijo ‘ayúdeme, ayúdeme’ dos veces. Creo que incluso que movió los labios diciendo ‘llame al 911′» contó, agregando que la adolescente «parecía que había estado llorando«.

Asimismo, el hombre relató que observó cómo la víctima sacó cuatro dedos a través de la ventana del auto.

La historia de su rescate se volvió rápidamente viral la semana pasada luego de que la Oficina del Sheriff del condado de Laurel comunicara que el conductor se puso en contacto con las autoridades tras reconocer una señal consistente en mostrar la palma de la mano con cuatro dedos estirados y el pulgar doblado, usada en TikTok «para representar ‘violencia en el hogar’, ‘necesito ayuda’ y ‘ violencia doméstica’«

Por su parte, Isaacs expresó su alegría por ver que la adolescente consiguió recibir ayuda gracias a su acción. Asimismo, destacó el trabajo de los policías que respondieron a su llamada y rescataron a la menor. «Esos tipos son los héroes», mencionó.

La adolescente, que había sido reportada como desaparecida por sus padres en Asheville (Carolina del Norte) el 2 de noviembre, fue rescatada cerca de la autopista interestatal de Kentucky.

El individuo que la retenía en un auto, James Herbert Brick, de 61 años, se enfrenta a cargos de secuestro y posesión de material que muestra una actuación sexual por parte de un menor.