EE. UU.: ¿cuáles son los países con mayor número de sanciones económicas?

Rusia es el país al que se le han impuesto medidas más recientemente, tras la invasión en Ucrania.

EE. UU.: ¿cuáles son los países con mayor número de sanciones económicas?

Rusia es el país al que se le han impuesto medidas más recientemente, tras la invasión en Ucrania.

El Gobierno de EE. UU., presidido por Joe Biden, anunció este martes que flexibilizará las sanciones económicas contra Cuba y Venezuela, dos de los países más ‘castigados’ por el gigante norteamericano, debido a que sus gobiernos son considerados como regímenes y que vulneran los derechos de sus ciudadanos.

(Lea también: Biden busca alivio interno levantando sanciones contra Venezuela y Cuba)

En Venezuela, la relajación de las medidas impactará, especialmente, al mercado de minas y petróleo. La exención «autoriza a Chevron a negociar los términos de las posibles actividades futuras en Venezuela» pero «no permite cerrar ningún nuevo acuerdo con (la petrolera estatal venezolana) PDVSA», dijo un funcionario estadounidense.

Por su parte, las medidas anunciadas por Biden sobre Cuba incluyen el restablecimiento de los vuelos comerciales más allá de La Habana, la supresión de los límites a las remesas y la autorización de viajes con fines educativos o profesionales, así como de las visitas de grupos destinadas a hacer contactos con el pueblo cubano.

A propósito de estas exenciones vale la pena revisar cuáles son los otros países, además de Venezuela y Cuba, con el mayor número de sanciones de EE. UU. y si es posible que se tomen medidas como las mencionadas anteriormente en un futuro cercano.

Rusia

Tras el inicio de la Operación Militar Especial ordenada por el presidente ruso, Vladimir Putin, sobre Ucrania, decenas de países, entre ellos EE. UU., tomaron la decisión de sancionar económicamente a Rusia.

(Puede interesarle: Mariúpol cae en manos rusas tras abandono de Ucrania de lucha en Azovstal)

Entre las medidas más importantes se encuentran: la prohibición de transacciones con empresas públicas rusas, el congelamiento de cuentas de funcionarios del Kremlin y la restricción del sistema Swift a algunas compañías, lo que las excluye del mercado financiero mundial. Además, se restringió la importación y exportación de diversos productos, lo que causó que cientos de multinacionales cerraran sus sedes en Rusia.

Vladimir Putin, presidente de Rusia.

Foto:

Alexander NEMENOV / AFP

Como respuesta, Moscú también instaló una serie de medidas, especialmente en contra de Europa. Por ejemplo, bloqueó el suministro de gas a Bulgaria y Polonia, países que han tenido que migrar a nuevas fuentes y a concentraciones nacionales para suplir la demanda. 

Más recientemente, el Kremlin detuvo el abastecimiento de energía a Finlandia, luego de que, junto a Suecia, el país nórdico anunciara su interés de adherirse a la Otán, en un nuevo golpe a Rusia por el conflicto que generó en el territorio ucraniano.

Corea del Norte

Corea del Norte es considerado como uno de los países más aislados del mundo, principalmente por las amenazas de Pyongyang sobre el uso de armas y misiles nucleares, sobre las que realizan estudios de manera periódica.

Las medidas más importantes sobre el país liderado por Kim Jong Un datan del periodo presidencial de Donald Trump, quien ejerció presión sobre el comercio y la economía norcoreana. Entre ellas: la limitación de importaciones de petróleo y la prohibición de exportación de materiales como el carbón.

Adicionalmente, a pesar de las reuniones que tuvieron los dirigentes Trump y Un, EE. UU. ilegalizó algunas transacciones de compañías estadounidenses y de otros países, particularmente navieras, que hagan negocios con Corea del Norte.

Una foto publicada por la Agencia Central de Noticias oficial de Corea del Norte (KCNA) muestra al líder norcoreano Kim Jong-un hablando durante una reunión en 2021

Foto:

EFE/EPA/KCNA

Ante un paquete de sanciones aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU en 2017, que restringió el 90 por ciento del suministro de petróleo a Corea del Norte, el líder calificó las acciones como «un acto de guerra».

China, uno de los aliados más fuertes de Pyongyang, tuvo que aceptar algunas de las sanciones debido a las presiones de la ONU, aunque, según informó El País, sostiene que las «provocaciones» deberían solucionarse de manera diplomática.

Irán

Tan solo tres años duró la relativa paz entre EE. UU. e Irán, luego de que Trump revocó, unilateralmente, el acuerdo nuclear entre ambos países, en el que se levantaban las sanciones contra Teherán, a cambio de una limitación en su programa militar.

«El acuerdo fue tan mal negociado que incluso si Irán cumple con todo, el régimen estaría al borde de conseguir armas nucleares en un corto periodo de tiempo», argumentó Trump en su momento, informó la BBC.

Las sanciones impuestas, otra vez, desde el segundo semestre de 2018 son: prohibiciones de venta de metales como el aluminio y el acero; bloqueo de las transacciones sobre el petróleo iraní, junto con sus operadores portuarios; la obstaculización de compra o venta de cualquier producto en la moneda iraní (riales), entre otras.

El presidente iraní, Ebrahim Raisi, pronuncia un discurso durante una ceremonia en la capital, Teherán, el 3 de enero de 2022.

Foto:

ATTA KENARE / AFP

En su primer discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas de 2021, el presidente iraní, Ebrahim Raisi, manifestó que EE. UU. usa a las sanciones como un «arma».

Además, denunció que durante los meses más críticos de la pandemia del covid-19, los bloqueos del país norteamericano afectó la llegada de vacunas y suministros médicos a Irán.

Con respecto al acuerdo nuclear, que el Gobierno Biden ha dicho querer recuperar, Raisi dijo que volvería a participar en las negociaciones únicamente si se levantan todas las sanciones en su contra. «Todas las partes deben ser leales al acuerdo nuclear y a la resolución de la ONU en su práctica», aseguró.

REDACCIÓN INTERNACIONAL*
Con información de Efe y AFP

Más noticias del mundo