¿Dónde compran casa los extranjeros en España? Los alemanes acaban con la hegemonía británica en el ‘ladrillo’

¿Dónde compran casa los extranjeros en España? Los alemanes acaban con la hegemonía británica en el ‘ladrillo’

MARÍA HERNÁNDEZ | GABRIELA GALARZA (GRÁFICOS)

Madrid

Actualizado Jueves,
11
noviembre
2021

02:06

Sólo el Brexit podía terminar con décadas de hegemonía británica en el ladrillo español. Ocurrió en el tercer trimestre de este año, cuando los alemanes superaron por primera vez a los ciudadanos procedentes de Reino Unido a la hora de adquirir una vivienda en algún punto de nuestro país.

Los compradores germanos representaron un 10,4% de los compradores entre junio y septiembre de 2021, frente al 9,9% de los británicos. Nunca había ocurrido algo así desde que el Colegio de Registradores elabora las estadísticas al respecto.

Los expertos apuntan a un motivo principal: el divorcio de Londres y la Unión Europea. «Se ha notado que a raíz del brexit los británicos no están comprando tanto. Antes pasaban temporadas más largas en España y eso impulsaba la demanda, pero ahora sus estancias se limitan a un mes como mucho y se nota en el mercado», explica José Costa, portavoz de Federación Nacional de Asociaciones Inmobiliarias (FAI) en la Comunidad Valenciana.

Por ahora es sólo un sorpasso trimestral, pero el balance interanual de compraventas empieza a encaminar también esa tendencia, ya que mientras las transacciones alemanas suben, las británicas descienden.

La costa valenciana sigue siendo uno de los puntos preferidos por los británicos para adquirir casa en España, junto con Andalucía y las Islas Canarias, pero en las oficinas inmobiliarias y en la actividad diaria se nota que su demanda es ahora menor.

En su defecto, ha subido el número de alemanes y holandeses. «Especialmente después de los confinamientos», añade José Costa, «ya que vienen buscando el clima y lugares más espaciosos y luminosos para vivir durante temporadas largas».

Hasta seis meses puede ser lo habitual, especialmente ahora que el teletrabajo les permite trabajar en remoto. La mayoría busca segundas residencias y apartamentos situados cerca del mar, con precios que abarcan desde 350.000 euros hasta los 550.000 euros. «Hay mucha demanda en zonas de la Marina Alta como Jávea, Denia o Calpe«, detalla el experto.

La recuperación es general en lo que se refiere a las compras de vivienda por extranjeros. En el tercer trimestre ha vuelto a superar el 10%, alcanzando el 10,77%, después de dos trimestres por debajo de dicha cuantía. Después de los alemanes y los británicos se sitúan los franceses (7,82%), marroquíes (6,54%), belgas (5,62%) y rumanos (5,30%).

En términos absolutos, el número de compras registradas asciende a 1.681 en el caso de los alemanes; 1.595, los británicos; 1.262, los franceses; 1.055, los marroquíes; 906, los belgas y 855, los rumanos. Todas las nacionalidades, excepto marroquíes, han incrementado el número de compras con respecto al trimestre precedente, constatando la mejoría de resultados como consecuencia de la recuperación de la movilidad geográfica.

En el computo global, Baleares se consolida como destino preferido, con el 34,34% de las operaciones. Le siguen Canarias (23,63%), la Comunidad Valenciana (19,68%), Región de Murcia (17,44%), Andalucía (11,36%) y Cataluña (11,03%).

Por provincias, Baleares encabeza también con el 34,34%, seguida de Alicante (33,48%), Santa Cruz de Tenerife (27,57%), Málaga (26,53%), Girona (20,51%), Las Palmas (19,59%), Murcia (17,44%), Almería (12,57%), Tarragona (11,66%) y Castellón (10,24%).

Ahora bien, cada nacionalidad tiene su lugar predilecto y los alemanes dan buena cuenta del dominio balear. Las islas son su principal territorio de compra, seguido por la costa valenciana, Canarias y Andalucía.

Los marroquíes optan también por la costa mediterránea y el resto de Andalucía a la hora de adquirir una vivienda, mientras que los franceses dejan clara su predilección por Cataluña, Valencia y, a diferencia de las otras nacionalidades, Madrid.

Los belgas también se dejan seducir por el sol y la playa y repiten en su apuesta por la Comunidad Valenciana, por delante de Andalucía, Cataluña, Murcia y las islas Canarias.

Sólo en las preferencias de los compradores procedentes de Rumanía se observa una mayor heterogeneidad y un mayor reparto a la hora de ubicar geográficamente sus compras en diferentes comunidades del país, incluidas varias del interior como Castilla-La Mancha, Castilla y León o Murcia.

«El punto de inflexión de los resultados del tercer trimestre permite ser optimista con respecto a la evolución de esta variable. En la medida que la movilidad geográfica internacional se vaya recuperando y el nivel de confianza con respecto al control de la situación sanitaria, la demanda extranjera seguirá creciendo, contribuyendo a mantener elevados niveles de actividad inmobiliaria en el ámbito residencial», explican desde el Colegio de Registradores.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más