«Debemos construir una revolución industrial verde»: Gates apoyará con 315 millones de dólares la investigación agrícola climáticamente inteligente

«Debemos construir una revolución industrial verde»: Gates apoyará con 315 millones de dólares la investigación agrícola climáticamente inteligente

El magnate ha destacado que participa en Cumbre del Clima de la ONU para «asegurarse de que el mundo dé prioridad a escalar la innovación en tecnologías limpias».

En su participación en la Cumbre del Clima de la ONU (COP26), que se celebra del 31 de octubre al 12 de noviembre en Glasgow, Reino Unido, Bill Gates, uno de los hombre más ricos del mundo, instó a los líderes mundiales a acelerar la toma de medidas a escala global que detengan el cambio climático, protejan a las comunidades vulnerables y pongan al mundo en el camino del progreso.

Refiriéndose a su participación en la cumbre, Gates publicó este martes en su blog personal: «Uno de mis principales objetivos aquí en la COP es asegurarme de que el mundo dé prioridad a escalar la innovación en tecnologías limpias». En su intervención repasó los logros de los múltiples proyectos en los cuales ha participado, todos ellos enfocados en facilitar lo que él denominó una necesaria revolución industrial verde. 

Gates anunció que como parte de su trabajo con Agriculture Innovation Mission for Climate (AIM4C), programa lanzado por Estados Unidos y los Emiratos Árabes Unidos, con más de 30 países miembros, la Fundación Gates proveerá 315 millones de dólares a la organización CGIAR, que, según explicó «apoya la investigación agrícola climáticamente inteligente para ayudar a los pequeños agricultores en el mundo en desarrollo» 

«Debemos construir una revolución industrial verde»

Respecto a otra de sus iniciativas medioambientales, Bill Gates recordó su apoyo a las tecnologías para abordar el cambio climático desde su participación en la 26.ª edición de la Cumbre Medioambiental (COP26), celebrada en París en 2015. Señaló que Breakthrough Energy Ventures (BEV), iniciada en aquel momento, «ha recaudado más de 2.000 millones de dólares, e invertido en más de 80 empresas de 11 países en cuatro continentes» y continúa buscando oportunidades de financiación que permitan desarrollar nuevas tecnologías limpias en todo el mundo.

Bill Gates puntualizó la responsabilidad de los países ricos y de ingresos medios en cuanto a facilitar la transición climática, ya que los países pobres, si bien son los que menos impacto tienen en el cambio climático, son los que más sufren sus consecuencias y menos herramientas tienen para afrontarlo: «Si vamos a escalar las innovaciones que nos llevan a cero, necesitamos reducir la diferencia de costo entre las cosas que emiten y las que no, una diferencia que yo llamo la Prima Verde. El costo de la transición debe ser lo suficientemente bajo como para que todo el mundo pueda pagarlo», dijo.

Enfocado en hacer de esta transición algo viable, Gates mencionó la creación de su nuevo proyecto, Catalyst, el cual en su blog describió como «un esfuerzo único en su tipo para construir los grandes proyectos que necesitamos para reducir las primas verdes y expandir el mercado de tecnologías climáticas críticas». 

El magnate envió a los participantes un mensaje de trabajo conjunto: «Debemos construir una revolución industrial verde, una que detenga el cambio climático, proteja a las comunidades vulnerables y ponga al mundo en el camino del progreso».