Corte Constitucional de Ecuador frena un proyecto minero en un bosque protector al declarar la «vulneración de los derechos de la naturaleza»

Corte Constitucional de Ecuador frena un proyecto minero en un bosque protector al declarar la «vulneración de los derechos de la naturaleza»

«No deben realizarse actividades que amenacen a los derechos de la naturaleza […] lo cual, incluye la actividad minera y todo tipo de actividad extractiva», dice la sentencia.

La Corte Constitucional de Ecuador declaró la «vulneración de los derechos de la naturaleza» en el Bosque Protector Los Cedros, ubicado en el cantón Cotacachi, en la provincia de Imbabura, al norte del país suramericano.

Con este fallo, fechado el pasado 10 de noviembre y recién publicado, prohibió realizar actividades extractivas en esa área, que es un bosque protegido.

«No deben realizarse actividades que amenacen a los derechos de la naturaleza dentro del ecosistema del Bosque Protector Los Cedros, lo cual, incluye la actividad minera y todo tipo de actividad extractiva», dice la sentencia.

En su fallo, la Corte Constitucional ratificó una decisión previa, adoptada por la Corte Provincial de Justicia de Imbabura, y aceptó la acción de protección propuesta por el Municipio de Cotacachi en favor del bosque protector.

Además de la declaración de la vulneración de los derechos de la naturaleza, el tribunal señaló que se vulneró el «derecho al agua y ambiente sano» de las comunidades aledañas al bosque protector, así como «el derecho a ser consultados sobre decisiones o autorizaciones que puedan afectar al ambiente».

Se detiene proyecto

En el Bosque Protector Los Cedros se halla una parte del proyecto minero Río Magdalena, concretamente las concesiones Magdalena 1 y Magdalena 2, y desde 2017 se realizaban actividades de exploración inicial, para la extracción de oro y cobre.

El proyecto está a cargo de la estatal Empresa Nacional Minera (Enami), que tiene una asociación estratégica con la canadiense Cornerstone, y abarca dos tercios de la reserva.

En el fallo, la Corte dice expresamente que la Enami y las empresas aliadas o asociadas «deberán abstenerse de realizar cualquier tipo de actividad en el Bosque Protector Los Cedros» y tiene que proceder a «retirar la infraestructura que haya sido edificada en dicho bosque, si la hubiera, y reforestar las zonas que hayan sido afectadas por dicha infraestructura o por la apertura de senderos».

El tribunal confirmó también la medida que ya había dictado la Corte Provincial de Justicia de Imbabura, que deja sin efecto el registro ambiental y permisos de agua otorgados para las concesiones mineras.

Asimismo, ordenó al Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica, que, en coordinación con otras autoridades nacionales y el Municipio de Cotacachi, adopten «todas las medidas necesarias» para la preservación del bosque protector.

El Bosque Protector Los Cedros está en una zona donde se sobreponen dos importantes áreas de biodiversidad, los bosques húmedos del Chocó y la cordillera de los Andes tropicales, que cuentan con gran cantidad de especies endémicas, tanto de plantas como de animales.

De acuerdo con información del Municipio de Cotacachi, este bosque «es considerado una de las joyas de la biodiversidad del planeta», donde se han identificado más que 216 especies de pájaros y 180 de orquídeas.