Corea del Sur moviliza tropas tras lanzamiento de nuevo misil norcoreano

La península de Corea se encuentra en tensión ante la mayor actividad balística desde 2017.

Corea del Sur moviliza tropas tras lanzamiento de nuevo misil norcoreano

La península de Corea se encuentra en tensión ante la mayor actividad balística desde 2017.

El Ejército de Corea del Sur movilizó este viernes sus cazas furtivos F35-A en una maniobra poco común que llega como respuesta al lanzamiento de un nuevo misil balístico intercontinental (ICBM) por parte de Pionyang.
(Lea: Corea del Norte disparó misil balístico que cayó en territorio de Japón)

El ministro surcoreano de Defensa, Suh Wook, supervisó los ejercicios militares dirigidos a mantener la «plena» preparación de combate que permitiría al país «lograr una victoria estratégica aplastante y disuadir acciones adicionales de Corea del Norte», según dijo en declaraciones recogidas por la agencia local Yonhap.

(Le interesa: Encuentran una de las cajas negras del avión que se estrelló en China)

El Ministerio del Sur no dio detalles de dónde tuvieron lugar las maniobras con estos cazas furtivos, las primeras a gran escala con las 40 aeronaves adquiridas de Estados Unidos y cuyo despliegue se completó el pasado enero.

Al incluir unos de los activos aéreos surcoreanos más temidos por el Norte, el ejercicio se interpreta como una respuesta contundente del Sur al último lanzamiento norcoreano, realizado con un misil intercontinental Hwasong-17, un arma de mayor rango y cuyo test tensa aún más la situación en la península coreana.

Los medios de Pionyang confirmaron este viernes los detalles del ensayo de la víspera, que fue el primero con un misil intercontinental desde que Corea del Norte disparó un misil balístico de largo alcance en 2017.

El ejército surcoreano también respondió en la víspera al último test del Norte con unos ejercicios en los que disparó tres misiles superficie-superficie (un Hyunmoo-2 y un MGM-140 ATACMSy un Haesung-II) y lanzó bombas JDAM.

Kim Jong Un aprobó el lanzamiento

Corea del Norte confirmó este viernes que  probó su nuevo misil intercontinental (ICBM) Hwasong-17, un arma de mayor rango cuyo lanzamiento tensa aún más la situación en la península coreana y puede implicar nuevas sanciones de la ONU.

Medios norcoreanos notificaron lo que se sospechaba el jueves tras la prueba; lo disparado es un Hwasong-17, enorme misil exhibido por primera vez en octubre de 2020 pero que hasta ahora no se había lanzado, haciendo pensar a buena parte de la comunidad de expertos que el proyectil planteaba aún un reto en términos operativos a Pionyang.

El misil, «lanzado desde el aeropuerto internacional de Piongyang, ascendió a una altura máxima de 6.248,5 kilómetros, voló 1.090 kilómetros durante 4.052 segundos (67 minutos y medio) y aterrizó con precisión en el lugar planeado, en aguas de alta mar del mar del Este de Corea (nombre que recibe el mar de Japón en las dos Coreas)», informó la agencia KCNA.

Kim Jong Un, líder norcoreano, dirigiendo actividades militares el 24 de marzo de 2022.

Foto:

EFE/EPA/KCNA EDITORIAL

El Hwasong-17 se lanzó en un ángulo casi recto para trazar una parábola muy pronunciada (y para «tener en cuenta la seguridad de los países vecinos», según KCNA) y cayó en aguas japonesas a solo 150 kilómetros de Hokkaido, lo que deparó las protestas de Tokio por el hecho de que Pionyang no notificara a las autoridades de tráfico marítimo y aéreo.

El líder Kim Jong-un firmó la orden de lanzamiento de su puño y letra, como acostumbra a hacer el régimen con los ensayos de ICBM, y, enfundado en gafas de sol y chaqueta de cuero, presenció la prueba desde un vehículo adaptado situado en los alrededores del aeropuerto de la capital norcoreana.REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de EFE

Más noticias del mundo

– Occidente cierra filas contra Rusia, y Biden pide frenar a Vladimir Putin
– La hijastra de Lavrov, el punto débil del canciller ruso
– Maestros venezolanos, los peores pagados del continente