Continúa la pesadilla del Barça: Osasuna le empata en los minutos finales y más problemas físicos para Dembélé

Continúa la pesadilla del Barça: Osasuna le empata en los minutos finales y más problemas físicos para Dembélé

Espectacular partido en El Sadar que se salda con reparto de puntos entre Osasuna y Barça y mucha emoción. Los de Arrasate no dejaron de creer remontaron en dos ocasiones los goles de los azulgranas, que volvieron a decepcionar y a mostrar su falta de eficacia ofensiva y su fragilidad defensiva.

Comenzó muy bien en ataque el equipo visitante, amenazando por las bandas el área de los navarros con Dembélé, que fue de más a menos, y Abde, el mejor del primer acto, como protagonistas. Poco tardó en llegar el primer tanto azulgrana, en el minuto 12, tras un balón alto de Gavi que Nico remató para estrenarse como goleador con el Barça.

Sin embargo, y cuando parecía que los de Xavi encarrilaban el partido, volvían a decepcionar a sus seguidores. El empate llegó tan solo dos minutos después, a balón parado, en un centro medido de Moncayola que remató David García para devolver las tablas al marcador.

La enésima muestra de fragilidad del Barça sentó como un jarro de agua fría a los azulgranas, que no pudieron recuperar la buena dinámica con la que comenzaron el encuentro. Abde fue el más activo de los suyos, aunque sin lograr concretar ninguna acción. De hecho, la única intervención de Sergio Herrera, un palmeo vital tras una falta lateral, terminó siendo invalidada por fuera de juego.

Osasuna tampoco se mostró mucho por el área de Ter Stegen y su peligro se limitaba a jugadas a balón parado que pudieran aprovechar para inquietar al Barcelona.

Tras la reanudación, Abde transformó todas las buenas sensaciones que estuvo dejando en la primera mitad en el segundo gol de los culés.

No sin polémica, pues la jugada nace en una contra que lanzan los de Xavi, después de un despeje de Gavi que golpea en la mano de Busquets mientras este la retiraba. Salieron a correr los de Xavi y el balón terminó en las botas del marroquí que empaló con una volea para mandar el balón al fondo de las mallas.

Tras el tanto azulgrana bajaron las revoluciones del encuentro, con el pertinente bajón físico de Osasuna tras una exigente primera hora de encuentro que solo reactivaron los cambios que introdujo Arrasate.

Los ataques azulgranas, cada vez más al contraataque por medio de los extremos. El único que probaba disparar para inquietar la meta rojilla fue un Dembélé extremadamente impreciso de cara a puerta, pero muy comprometido en labores defensivas. No obstante, Abde seguía siendo el que más desequilibrio y peligro ofrecía en las acciones de ataque.

En los compases finales del encuentro, Dembélé volvió a dar el susto, pero esta vez a los suyos. Tras una carrera para cubrir en defensa, el francés se llevó la mano al muslo y tuvo que estirar tras sentir molestias musculares antes de ser reemplazado por Coutinho.

No dejó de creer Osasuna y recibió su recompensa en los minutos finales con un empate casi sobre la hora haciendo estallar a El Sadar. Tras una jugada embarullada tras un córner, el Chimy Ávila aprovechó para rematar desde la frontal un rechace y, ayudado por el rebote en un jugador azulgrana, devolvió el empate al marcador.

Intentaron encontrar el gol de la victoria ambos conjuntos, pero el tiempo no dio para más y se terminaron firmando las tablas y un reparto de puntos que agrava la situación barcelonista y les deja fuera de puestos europeos.