Ciudadanos clama contra la «chapuza inmoral» planeada por el Gobierno con la bonificación de la gasolina

Ciudadanos clama contra la «chapuza inmoral» planeada por el Gobierno con la bonificación de la gasolina

Ciudadanos ha sido la primera formación política en levantar la voz contra la «chapuza inmoral» perpetrada por el Gobierno con la puesta en marcha hoy de la bonificación de 20 céntimos por litro de gasolina repostada. Un «caos inadmisible», en palabras de su portavoz parlamentario, Edmundo Bal, que denuncia un procedimiento planeado por el Ejecutivo que «obliga» a las gasolineras a «adelantar el dinero de su bolsillo» y, además, «hacer propaganda de las bondades gubernamentales» poniendo carteles que anuncian la ayuda.

«La única palabra que define el día de hoy es caos», ha recalcado Bal en una comparecencia en el Congreso. Para la formación naranja es una «inmoralidad inadmisible» que el Gobierno obligue a las gasolineras a cubrir por adelantado la bonificación del combustible decidida por Sánchez, anunciar con cartelería que «el Gobierno es muy bueno» y modificar sus sistemas informáticos para incluir por separado en el ticket el ahorro que se logra con la ayuda.

Y todo ello aderezado con la advertencia de que si en un mes no se les contesta a la solicitud de devolución del dinero adelantado pueden presentar una demanda por la vía «saturada» del contencioso-administrativo. «El Gobierno debe esperar así», ha insistido el portavoz de Cs, «que se les devuelva el dinero cuando ya hayan quebrado».

Ciudadanos denuncia de esta forma un procedimiento que en su opinión no es sino ejemplo de «mala gestión, improvisación e incompetencia» combinado con un nuevo intento por parte del Gobierno de darse «publicidad» y hacer «propaganda electoral» a costa de los surtidores de combustible.

El partido naranja insiste en proponer como alternativa a las medidas planteadas por el Ejecutivo para reducir la inflación, la deflactación de la tarifa del IRPF que, asegura «no supone bajar impuestos sino simplemente no subirlos evitando que Hacienda se enriquezca aprovechándose del aumento desbocado de los precios». Cs plantea demás «ajustar» los tipos impositivos de los carburantes «para mantener la recaudación, no para bajarla».