Científicos descubren que en realidad no es el tamaño lo que determina qué tan letal es un meteorito

Científicos descubren que en realidad no es el tamaño lo que determina qué tan letal es un meteorito

En la investigación se analizaron un total de 44 impactos de meteoritos ocurridos durante los últimos 600 millones de años.

El poder destructivo de un meteorito depende más de los minerales que logra expulsar hacia la atmósfera que de su tamaño, afirma un equipo de científicos en su más reciente estudio, publicado en la Revista de la Sociedad Geológica de Londres. 

El estudio fue realizado por un grupo de investigadores integrado por el sedimentólogo Chris Stevenson, de la Universidad de Liverpool, y el geoquímico Matthew Pankhurst, del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables de Tenerife.

Según el estudio, los meteoritos que han impactado en la Tierra han sido mortales debido a la reacción con rocas ricas en feldespato potásico, las cuales liberan un manto de polvo que cubre totalmente la superficie del planeta al alojarse en la troposfera, la capa baja de la atmósfera.

El feldespato potásico es un mineral no tóxico, pero al liberarse hacia el cielo actúa como un poderoso aerosol nucleador de hielo. Este fenómeno modifica las características microfísicas de las nubes, provocando que el nivel de radiación solar aumente y, por ende, que el clima de la Tierra sea más cálido y sensible.

Esto se debe a que las nubes se enfrían, ya que contienen una mayor cantidad de cristales de hielo debido a la presencia de este mineral, lo que altera su propiedad reflectante, convirtiéndolas en objetos transparentes.

Como resultado, la incidencia de radiación solar hacia la Tierra será mayor. A su vez, eso eleva considerablemente la temperatura de nuestro planeta y, gradualmente, borra todo rastro de vida en ella. 

En la investigación se analizaron un total de 44 impactos de meteoritos ocurridos durante los últimos 600 millones de años mediante un nuevo método para evaluar el contenido de feldespato potásico expulsado en estos eventos.

Los eventos relacionados con erupciones volcánicas son menos letales en comparación con la caída de meteoritos, ya que los volcanes liberan al exterior polvo de arcilla normal, por lo que el clima se reequilibra fácilmente tras una erupción.

«Durante décadas los científicos se han cuestionado por qué algunos meteoritos causan extinciones masivas y otros, incluso los realmente grandes, no», comentó Stevenson. 

El estudio concluyó que los impactos de meteoritos que expulsan feldespato potásico son los que impulsan eventos de extinción masiva debido al cambio climático.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!