CCOO niega cesiones en la reforma laboral y avisa de que el acuerdo «no está garantizado»

CCOO niega cesiones en la reforma laboral y avisa de que el acuerdo «no está garantizado»

Unaí Sordo, secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), ha restado optimismo esta mañana a las negociaciones sobre la reforma laboral ya que quedan «muchos capítulos» aún por tratar y ha asegurado que los sindicatos no han hecho ningún tipo de cesión en materia de contratación temporal que pueda facilitar el acuerdo con la patronal.

«A la negociación todavía le quedan varios capítulos y creo que se está lanzando demasiado optimismo. No está garantizado que vaya a haber un acuerdo tripartito ni tampoco que vaya a haberlo entre el Gobierno y los sindicatos. Los sindicatos no han pedido que se elimine la contratación temporal en España, pero sí que se causalice mejor, que responda a causas objetivables, y eso debería ir acompañado de restricciones a la utilización del despido y a cambio buscar fórmulas de adaptación en las empresas, que es a brocha gorda lo que hemos hecho en los ERTE», ha reivindicado el líder de CCOO durante un desayuno de Nueva Economía Forum.

Limitar el uso de los contratos temporales sólo cuando se den algunas causas y que el despido sea la última opción son dos de los pilares clave de la posición sindical en la negociación, pero también existen otras dos líneas rojas: la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa y la ultraactividad.

«Si no se modifica la prevalencia del convenio de empresa no va a haber acuerdo con las organizaciones sindicales y con la ultraactividad sucede lo mismo», ha advertido Sordo, quien también exige que «se equilibre la negociación colectiva, porque ahora hay una competencia desleal o dumping porque las empresas pueden tocar los sueldos unilateralmente. Es posible el acuerdo, pero si estos contenidos se deterioran creo que van a ser muy complicado», ha zanjado.

En su opinión, el modelo laboral actual es «injusto socialmente e ineficaz económicamente«, porque se basa en que en los ciclos de decrecimiento «las empresas se ajustan por la vía del despido y eso lleva aparejado un recurso muy importante a la contratación temporal, además de que la reforma laboral de 2012 abarató el despido», ha añadido.

Unaí Sordo ha lanzado un mensaje de prudencia respecto a las revisiones salariales a pesar de que la inflación sube un 5,6% en noviembre, su incremento más alto desde el año 1992, en línea con lo que están pidiendo instituciones como los bancos centrales a fin de evitar los temidos efectos de segunda ronda. «Hay que evitar una espiral inflacionista«, ha señalado.

«Tenemos que desatascar la negociación colectiva y pactar incrementos salariales a dos o tres años, pero que se salgan de la tenaza del actual índice de inflación, y para eso sería muy útil recuperar un quinto Acuerdo Nacional para el Empleo y la Negociación Colectiva (ANC) que oriente la política salarial de los próximos años y muchas de las medidas relacionadas con el teletrabajo, la flexibilidad interna, etc.», ha reivindicado.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más