Carlos Alcaraz y sus lágrimas en París: «Me hizo mucho daño no saber lidiar con esa presión»

Carlos Alcaraz y sus lágrimas en París: «Me hizo mucho daño no saber lidiar con esa presión»

La comparación entre Carlos Alcaraz y Rafa Nadal es inevitable, aunque son dos tenistas totalmente distintos y ambos huyen de esos paralelismos. El murciano está empezando su carrera deportiva y este viernes en la pista de París-Bercy ha descubierto que no siempre va a tener el público a su favor.

El partido contra el local Hugo Gaston estuvo marcado por la actitud del público galo. Si le hubiera ocurrido a Nadal no hubiera sorprendido tanto, ya que él lo sufrió en el pasado, pero para Alcaraz fue toda una novedad. En lugar de achacar la derrota a este factor, el murciano ha entonado el ‘mea culpa’ en instagram.

«Nunca es fácil jugar con el público en contra y ayer se demostró, yo sabía que iba a ser difícil lidiar con el ambiente que había pero no me llegué a imaginar que podría ser tan heavy. Mi primera vez en esta situación no fue fácil para mi, me hizo mucho daño no saber lidiar con esa presión pero como todo en la vida, caemos pero nos levantamos y seguimos adelante, lo más importante es aprender de estas situaciones y estoy seguro de que volveré más fuerte y con lecciones aprendidas», admitió.

La imagen de Alcaraz llorando bajo la toalla ha reabierto el debate del ambiente en el tenis. A diferencia de otros deportes, con el fútbol como tópico ejemplo, en disciplinas como esta o el golf lo habitual y deseable es que los fans no entorpezcan la concentración del deportista. Recientemente, Jon Rahm estalló contra sus fans en el Open de España por el ruido que hacían los móviles al sacar una foto.

Aunque en los últimos años se ha incrementado el nivel de decibelios en un partido de tenis, lo habitual es que no ocurra. Especialmente en torneos como Wimbledon, donde la etiqueta y el protocolo se mantienen… más o menos.