Caracas agradece la renovada acreditación del gobierno de Maduro ante la Asamblea General de la ONU

Caracas agradece la renovada acreditación del gobierno de Maduro ante la Asamblea General de la ONU

Samuel Moncada, embajador venezolano ante el organismo, calificó el continuo reconocimiento como una victoria frente a las agresiones de EE.UU.

El representante de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), embajador Samuel Moncada, celebró este lunes que la Asamblea General de ese organismo reconociera una vez más la condición del gobierno del presidente Nicolás Maduro como representante legítimo de su país en dicho cuerpo.

Durante su participación en la Asamblea General, Moncada agradeció a los Estados miembros por aceptar nuevamente las credenciales de la delegación venezolana, lo que calificó como una «victoria del derecho internacional» y «del pueblo soberano contra las agresiones coloniales de EE.UU.».

«Agradecemos a los Estados miembros de esta Asamblea por aceptar nuestras credenciales, rechazando las agresiones coloniales contra nuestro país y reconociendo la voluntad de nuestro pueblo. Venezuela es y será siempre libre, independiente y soberana«, expresó Moncada.

El diplomático remarcó que el exdiputado Juan Guaidó, que en 2019 se autoproclamó «presidente» de un llamado «gobierno interino«, ya no cuenta con el apoyo inicial que le dieron algunos gobiernos.

«En 2019, el esclavo colonial creado por EE.UU. para saquear a Venezuela tuvo apoyo de 60 países. Hoy, en la Asamblea General de la ONU, solo 16 de 193 países se negaron a reconocer al presidente Maduro. Es la victoria del derecho internacional y la autodeterminación de los pueblos», comentó Moncada sobre su delegación, que año tras año ha sido reconocida por el organismo.

«Los EE.UU. no pueden nacionalizar al resto del mundo»

El embajador también hizo referencia a la política internacional de EE.UU., al advertir que no existe una ley que le permita a un país intervenir en los asuntos internos de otro, ni mucho menos desconocer a sus autoridades legítimas. «Los EE.UU. no pueden nacionalizar al resto del mundo», manifestó.

«Tampoco existe la facultad legal para erigirse en árbitro de los sistemas políticos de los Estados miembros de las Naciones Unidas, y mucho menos de las democracias a nivel mundial», agregó.

Moncada recordó que no se puede utilizar la Asamblea General para desconocer a las autoridades de sus miembros ni para imponer «reglas de comportamiento» o «criterios selectivos acerca de la democracia», intenciones que violan la carta de la ONU y que EE.UU. y sus aliados adelantan constantemente.

El representante de Caracas también señaló que EE.UU., al querer imponer su política de «decisor universal» en procesos electorales de otros países, incumple con sus obligaciones internacionales y evidencia su pretensión permanente de «desestabilizar los sistemas políticos alrededor del mundo».