Capturan en Nueva York al presunto responsable de asesinar a un veterano de la Primera Guerra Mundial 45 años después

Capturan en Nueva York al presunto responsable de asesinar a un veterano de la Primera Guerra Mundial 45 años después

George Clarence Seitz había desaparecido el 10 de diciembre de 1976 luego de ser visto por última vez saliendo de su casa. Desde entonces, la Policía emprendió su búsqueda, pero infortunadamente su paradero fue un misterio por décadas.

Un hombre de 74 años fue acusado formalmente este miércoles por un gran jurado de Nueva York del asesinato de un veterano de la Primera Guerra Mundial de 81 años, en un caso que llevaba sin ser resuelto 45 años, según informó en un comunicado la Oficina del Fiscal del condado de Queens.

George Clarence Seitz había desaparecido el 10 de diciembre de 1976 luego de ser visto por última vez saliendo de su casa en el barrio neoyorquino de Jamaica (Queens), supuestamente en camino a cortarse el pelo. Desde entonces, la Policía emprendió su búsqueda, pero infortunadamente su paradero fue un misterio por décadas.

Sin embargo, en marzo de 2019 las autoridades desenterraron una pelvis y un torso humanos que yacían bajo una placa de concreto del patio trasero de una vivienda en Queens. El cuerpo había sido desmembrado por el cuello, los hombros y la cadera. Un estudio forense de los restos permitió la obtención de un perfil de ADN, con la esperanza de encontrar a un miembro de la familia de la víctima, pero las bases de datos locales y estatales no arrojaron coincidencias.

A principios de este año, un laboratorio privado y el FBI se unieron a la tarea de identificar los restos, y en febrero especialistas lograron producir un perfil genealógico completo gracias a pruebas genéticas avanzadas. Finalmente, los esfuerzos combinados dieron frutos: los detectives lograron encontrar a familiares de la víctima y obtuvieron muestras de ADN que confirmaron que se trataba del señor Seitz.

«Nunca se olvidan y nunca se rinden»

Una minuciosa investigación, que incluyó entrevistas, búsqueda exhaustiva de registros y a varias agencias en cinco estados, descubrió evidencia crucial que vinculaba al crimen a un hombre identificado como Martin Motta. Este hombre fue detenido, llevado a la justicia y procesado este 3 de noviembre, acusado de asesinato en segundo grado. Este viernes deberá regresar a la corte y, de ser declarado culpable, podría enfrentar 25 años de prisión. 

«Esta acusación sirve como un ejemplo de cómo la Policía y los fiscales trabajan juntos para llevar ante la justicia a las personas que presuntamente han cometido delitos, independientemente de cuánto tiempo pase o cuántos obstáculos se pongan en nuestro camino», aseguró al respecto la fiscal del distrito de Queens, Melinda Katz.

Entre tanto, el comisionado la Policía de Nueva York, Dermot Shea, afirmó que los escuadrones de homicidios, las unidades forenses y demás que investigan estos crímenes «nunca se olvidan y nunca se rinden». «Este caso muestra que no importa cuánto tiempo pase, nuestros oficiales de Policía y el personal en la Oficina del Fiscal de Distrito de Queens llevan a cabo un compromiso sostenido, a lo largo de décadas, para establecer justicia para las víctimas y sus familias», reiteró.