Autorizan en EE.UU. la entrega al Congreso de documentos sobre la toma del Capitolio que Trump quería bloquear

Autorizan en EE.UU. la entrega al Congreso de documentos sobre la toma del Capitolio que Trump quería bloquear

Los Archivos Nacionales y Administración de Documentos señalaron que entregarían los documentos el viernes salvo que una orden judicial se los prohíba.

La jueza del distrito de Columbia Tanya Chutkan rechazó este martes la solicitud de Donald Trump, que insistía en bloquear la entrega de documentos relacionados con el asalto al Capitolio del 6 de enero al Comité Selecto de la Cámara de Representantes que investiga aquellos hechos.

El expresidente de EE.UU. argumentó que en este caso las solicitudes del Congreso exceden su poder constitucional, ya que algunos de los registros requeridos están protegidos por el privilegio ejecutivo, que es el derecho del jefe de Estado y otros funcionarios del Poder Ejecutivo a la confidencialidad de sus conversaciones.

El actual mandatario Joe Biden dio el visto bueno a la iniciativa del Congreso, asegurando que no invocaría el privilegio ejecutivo sobre los documentos para proteger esa información por considerar que no estaba «entre los mejores intereses de Estados Unidos», según notificaron en octubre desde la Casa Blanca.

«Los presidentes no son reyes, y el demandante no es presidente»

Chutkan opinó que «en el fondo, se trata de una disputa entre un expresidente y un presidente en ejercicio, y la Corte Suprema ya ha dejado claro que en tales circunstancias se concede mayor peso a la opinión del titular».

«Este principio se basa en ‘el hecho de que el privilegio se considera inherente a la institución de la presidencia, y no al presidente personalmente'», explicó la jueza en su fallo, agregando que «solo el presidente en ejercicio está encargado de cumplir con el deber ejecutivo según la Constitución» y «está en mejor posición para evaluar las necesidades presentes y futuras del poder ejecutivo y apoyar la invocación del privilegio en consecuencia».

Si bien la postura de Trump de que su poder ejecutivo «existe en perpetuidad» explica su deseo de anular «la voluntad expresa del Poder Ejecutivo», «los presidentes no son reyes, y el demandante no es presidente», concluyó Chutkan. El exmandatario «conserva el derecho de afirmar que sus registros son privilegiados, pero el presidente en ejercicio no está constitucionalmente obligado a respetar esta pretensión», añadió.

Los Archivos Nacionales y Administración de Documentos señalaron que entregarían los documentos el viernes salvo que una orden judicial se los prohíba. Minutos después de que se diera a conocer la orden de Chutkan, Trump informó que presentaría una apelación ante la Corte Federal de Apelaciones del Circuito del Distrito de Columbia. Es posible que el caso llegue eventualmente a la Corte Suprema.

Con información de AP