50 migrantes en Texas, las nuevas víctimas de los ‘camiones de la muerte’

Los muertos fueron hallados en el interior de un vehículo en San Antonio (EE. UU.).

50 migrantes en Texas, las nuevas víctimas de los ‘camiones de la muerte’

Los muertos fueron hallados en el interior de un vehículo en San Antonio (EE. UU.).

Al menos 50 migrantes fueron encontrados muertos el lunes dentro y en los alrededores de un camión abandonado al borde de una carretera en San Antonio,
Texas, una de las peores tragedias de este tipo en los últimos años.

(En contexto: Encuentran más de 40 migrantes muertos en el interior de un camión en Texas)

Este hallazgo se da cinco años después de un incidente mortal con características similares que ocurrió en la misma ciudad del centro de Texas, a pocas horas de la frontera con México.

(Le puede interesar: ‘El Hueco’ hacia Estados Unidos, más peligroso que nunca)

«En este momento hemos procesando los cuerpos», dijo a periodistas el jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood. El funcionario indicó que 16 personas -12 adultos y cuatro niños- habían sido trasladadas al hospital.

«Los pacientes que vimos estaban calientes al tacto, sufrían de golpes de calor, agotamiento por el calor, ya que no había indicios de agua en el vehículo. Era un camión refrigerado, pero no había evidencia de que hubiese una unidad de aire acondicionado funcionando», añadió.

Las autoridades informaron que hay tres personas detenidas por el incidente. «Esta noche estamos haciendo frente a una horrible tragedia humana», lamentó el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, en conferencia de prensa.

«Los insto a todos a pensar de manera compasiva y a rezar por los muertos, los heridos y las familias», pidió.

(Vea también: EE. UU.: El peligroso retroceso en derechos civiles en manos de la justicia)

Los pacientes que vimos estaban calientes al tacto, sufrían de golpes de calor, agotamiento por el calor

«Esperamos que los responsables de poner a estas personas en semejantes condiciones inhumanas sean perseguidos con todo el peso de la ley», agregó.

El papa Franciscó expresó este martes su «dolor» por las tragedias de migrantes, haciendo referencia a este drama y a la muerte de decenas de personas la semana pasada que intentaban entrar al enclave español de Melilla.

San Antonio, ubicada a unos 250 km de la frontera, es una ruta principal para los traficantes. La ciudad también ha sido azotada por una reciente ola de calor récord que el lunes registró temperaturas de 39,5 ºC.

El vehículo fue hallado en una carretera cerca de la autopista I-35, una ruta que llega directo a la frontera con México. Una operación a gran escala fue desplegada en el lugar que involucró ala policía, los bomberos y ambulancias.

De acuerdo con el jefe de la policía de San Antonio, William McManus, las autoridades fueron alertadas por primera vez a las 5:50 p. m. (hora local)

«Un empleado de uno de los edificios detrás de mí oyó un grito de auxilio», dijo a los periodistas. «Fui a investigar, hallé el contenedor con las puertas parcialmente abiertas, lo abrí y di un vistazo, hallando varios individuos fallecidos».

La investigación del suceso fue delegada al Departamento de Seguridad Interior (DHS) que indicó en un comunicado que lanzó una pesquisa por «supuesto tráfico de personas».

Muro fronterizo entre México y EE. UU.

Foto:

iStock

¿Qué más se sabe?

Unos 60 bomberos se han desplegado para encargarse de los restos y recibirán apoyo psicológico, confirmó su jefe Charles Hood.

«No está previsto que abras un camión y te encuentres montones de cadáveres allí», explicó sobre el trauma que están enfrentando sus hombres.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, republicano que defiende una línea dura sobre la migración, lanzó un duro ataque al presidente estadounidense Joe Biden y culpó a sus «mortíferas políticas de frontera abierta».

El gobernador de Texas, Greg Abbott.

Foto:

Desmond Boylan. Efe

«Estas muertes pesan sobre Biden», escribió Abbott en Twitter. Su contendiente demócrata en las elecciones de noviembre, Beto O’Rourke, instó a una «acción urgente» tras el incidente y pidió «desmantelar las redes de tráfico de personas y reemplazarlas con avenidas expandidas para la migración legal» que reflejen los valores y las necesidades del país.

El ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, calificó el incidente de «tragedia» y dijo que el cónsul mexicano iba en camino al lugar.

Ebrard dijo que las nacionalidades de las víctimas todavía no se conocen, pero que entre los sobrevivientes había dos guatemaltecos.

Camiones como el que se encontró en San Antonio son un medio de transporte muy utilizado por migrantes que pretenden ingresar a Estados Unidos.

El viaje es en extremo peligroso, especialmente porque los vehículos de este tipo no suelen contar con sistemas de ventilación o refrigeración.

«El señor tenga misericordia de ellos. Esperaban una mejor vida», escribió en Twitter Gustavo Garcia-Siller, arzobispo de San Antonio, luego de conocerse la noticia.

«Una vez más, la falta de coraje para lidiar con una reforma migratoria está matando y destruyendo vidas».

San Antonio sufrió una tragedia similar en 2017, cuando 10 personas murieron sofocadas en un contenedor que viajaba hacia Estados Unidos y que tenía el aire acondicionado dañado y los orificios de ventilación tapados.

Docenas fueron hospitalizados por golpes de calor y deshidratación, aunque se cree que el camión transportaba hasta 200 personas, la mayoría de las cuales huyó cuando el vehículo se detuvo en un estacionamiento.

El conductor del camión, que aseguró no percatarse de transportar a unas 100 personas en su camión, fue condenado en abril de 2018 a cadena perpetua sin opción de libertad condicional.

Autoridades atienden a la zona en la que fue hallado el camión, en San Antonio, Texas.

Foto:

Sergio FLORES / AFP

«22 mexicanos»

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este martes de que al menos 22 mexicanos están entre los 50 migrantes muertos, según sus datos, que fueron localizados el lunes dentro de un camión aparcado en las afueras de San Antonio, en la frontera de Texas (EE.UU.) con México.

«Hasta ahora son 50 los fallecidos, 22 de México, 7 de Guatemala, 2 de Honduras y 19 todavía sin información sobre su nacionalidad», confirmó el mandatario durante su rueda de prensa matutina desde el Palacio Nacional.

Estamos apoyando, está desde ayer nuestro cónsul, están también funcionarios de migración de México y vamos a estar atentos para apoyar a los familiares de las víctimas, el traslado de los cuerpos.

Aunque las autoridades estadounidenses habían notificado anoche la muerte de 46 migrantes y 16 personas que necesitaban atención médica urgente, el presidente de México elevó la cifra de muertos a 50. 

El mandatario expresó su “más profundo pésame” a los familiares de los migrantes que murieron y aseguró que es “una tremenda desgracia”. Afirmó que este tipo de situaciones tienen que ver “con la situación de pobreza, de desesperación en hermanos centroamericanos, mexicanos”.

Y reconoció que suceden “porque también hay tráfico de personas y falta de controles, en este caso, en la frontera de México o Estados Unidos y al interior de Estados Unidos”, por lo que, dijo, van a estar informando sobre el caso.

Las autoridades creen que el conductor del camión abandonó el vehículo con todos los pasajeros en el interior minutos antes de que la policía investigara su contenido.

Estos hechos reflejan el flujo migratorio récord hacia Estados Unidos, cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) detectó en el año fiscal 2021, que terminó el 30 de septiembre pasado, a más de 1,7 millones de indocumentados en la frontera con México.

El Gobierno mexicano reportó un incremento del 89 % interanual en el número de migrantes presentados o canalizados por la autoridad migratoria en el primer trimestre de 2022, al sumar 77.626 de enero a marzo.

‘Los camiones de la muerte’

Los casos en los que son localizados los cadáveres de inmigrantes que trataban de cruzar fronteras ocultos en camiones se repiten con cierta frecuencia por todo el mundo, en especial en Norteamérica y en Europa.

– El suceso reciente más grave de estas características se produjo en Austria en agosto de 2015, cuando la Policía encontró 71 cadáveres en el interior de un camión frigorífico abandonado en la cuneta de la autopista A4, entre el lago Neusiedl y la localidad Parndolrf, en el este del país. El camión había entrado desde Hungría.

– Quince años antes, en junio de 2000, fueron hallados en Dover (Inglaterra) los cadáveres de 58 chinos que murieron asfixiados dentro de un camión frigorífico al apagarse el sistema de refrigeración. El vehículo había llegado por ferry al puerto británico procedente de Bélgica.

– En abril de 2008 murieron asfixiados 54 inmigrantes birmanos indocumentados cuando eran transportados en un camión de pescado en el suroeste de Tailandia, cerca de la frontera con Birmania.

– Un año después, en abril de 2009, las autoridades pakistaníes encontraron los cuerpos de 44 inmigrantes dentro de un camión contenedor en el que había unas 150 personas, en su mayoría afganos, en el sur oeste de Pakistán.

– En octubre de 2019 fueron hallados los cadáveres de 39 personas en un camión frigorífico abandonado en un polígono de la localidad de Grays, al este de Londres, que había entrado en el Reino Unido desde la localidad belga de Zeebrugge. El contenedor que ocupaban las víctimas procedía de Bulgaria.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con AFP y Efe