Seúl cree que las negociaciones de EEUU y Corea del Norte se retomarán pronto

El vicedirector de la oficina de seguridad nacional, Kim Hyun-chong (d), saluda al enviado especial de EE.UU. para Corea del Norte, Stephen Biegun

Seúl, 22 ago (EFE).- Corea del Sur se mostró convencido este jueves de que las negociaciones sobre desnuclearizción entre EE.UU. y Corea del Norte se retomarán «pronto», tras una visita a Seúl del enviado especial estadounidense para el diálogo, Stephen Biegun.

«La impresión que me ha dejado (mi conversación con Biegun) es que el diálogo entre el Norte y Estados Unidos probablemente se reanudará pronto», dijo sin entrar en detalles el vicedirector de la oficina de seguridad nacional, Kim Hyun-chong, tras un encuentro con Biegun, según declaraciones recogidas por la agencia de noticias Yonhap.

Las buenas impresiones del asesor de seguridad surcoreano se suman a la postura esgrimida por Biegun en la víspera, cuando afirmó que en EE.UU. están «preparados para entablar conversaciones tan pronto como tengamos noticias de nuestros homólogos de Corea del Norte», una disposición que Pionyang no parece compartir.

El encuentro de Biegun y Kim se produjo horas después de que el régimen norcoreano difundiera un comunicado en el que dice no tener interés en dialogar mientras perciba «amenazas militares» de Washington y Seúl, y volviera a arremeter contra sus maniobras conjuntas y la entrega esta semana de nuevos cazas F-35A al Sur.

Se esperaba que las conversaciones entre EE.UU. y Corea del Norte, en punto muerto desde su fallida cumbre de Hanói en febrero, se retomaran después de que los líderes de ambos países coincidieran en reactivar las negociaciones en un improvisado tercer encuentro en la frontera intercorana a finales de junio.

Las palabras rupturistas de Pionyang y el recrudecimiento de la tensión en la península coreana tras las seis rondas de lanzamientos de proyectiles realizadas por el Norte desde el 25 de julio en aparente protesta por las mencionadas maniobras, no obstante, mantienen en el aire el reinicio del diálogo.

Biegun llegó a Seúl el martes para una visita inicialmente de tres días que extendió una jornada más, señalaron fuentes diplomáticas a Yonhap, aumentando las especulaciones de que podría contactar con los negociadores norcoreanos.

Washington ha señalado, sin embargo, que Biegun no tiene reuniones previstas más allá de hoy.

Además de la cuestión norcoreana, Biegun trasladó a Seúl la importancia de mantener la cooperación trilateral con Japón, en un momento en el que el Sur se dispone a revisar la renovación de su pacto bilateral de intercambio de información militar con Tokio a raíz de sus renovadas disputas históricas y comerciales.

Contenido relacionado

Pionyang se muestra reacio a dialogar mientras vea «amenazas militares»

Seúl, 22 ago (EFE).- Corea del Norte indicó este jueves que no tiene interés en dialogar mientras vea «amenazas militares» de Estados Unidos y Corea del Sur, países a los que acusó de llevar a cabo hostilidades que podrían desencadenar «una nueva guerra fría».

«No hay cambios en nuestra postura de resolver todos los problemas pacíficamente a través del diálogo y la negociación. Sin embargo, no estamos interesados en un diálogo acompañado de amenazas militares», dijo un portavoz del Ministerio norcoreano de Asuntos Exteriores en un comunicado difundido por su agencia estatal de noticias, KCNA.

Entre esas amenazas estarían las maniobras castrenses que Seúl y Washington finalizaron esta semana, y la llegada a Corea del Sur el miércoles de dos cazas F-35A de fabricación estadounidense, lo que ampliará hasta seis el número de estos aparatos que despliega Seúl.

Pionyang tildó las acciones de «grave provocación» y señaló que la escalada de hostilidades por parte de esos dos país está «reduciendo la dinámica de diálogo (…) y nos obliga a plantearnos seriamente si el remedio real estaría acaso en prestar mayor atención al incremento de las fuerzas disuasorias» propias, indica el texto.

La reciente prueba por EE.UU. de un misil de crucero de rango intermedio y sus planes para desplegar cazas en Japón y otras áreas circundantes «nos obliga a ponernos en alerta», añadió Pionyang, que advirtió de que estos actos «peligrosos e inusuales» podrían «desencadenar una nueva guerra fría» en Corea y la región.

Los comentarios de la Cancillería de Corea del Norte se producen mientras el enviado especial de EE.UU. para Corea del Norte, Stephen Biegun, realiza una visita a Corea del Sur para tratar el reinicio de las negociaciones sobre desnuclearización con Pionyang.

Biegun, que finaliza hoy una visita de tres días en la que se ha reunido con su homólogo surcoreano, Lee Do-hoon, y el vicedirector de la oficina de seguridad nacional, Kim Hyun-chong, entre otras autoridades, manifestó que en EE.UU. están «preparados para entablar conversaciones tan pronto como tengamos noticias» de Pionyang.

Las negociaciones de EE.UU. y Corea del Norte llevan estancadas desde su fallida cumbre de Hanói en febrero.

Las palabras rupturistas de Pionyang y el recrudecimiento de la tensión en la península coreana, sobre todo tras las seis rondas de lanzamientos de proyectiles que ha realizado desde el 25 de julio en protesta por las mencionadas maniobras conjuntas, mantienen en el aire el reinicio del diálogo.