Renzi anima al M5S y al PD a formar una mayoría en Italia sin Salvini

Salvini presiona para votar mañana la moción contra su propio primer ministro. EFE/EPA/GIUSEPPE LAMI

Roma, 13 ago (EFE).- El ex primer ministro italiano Matteo Renzi animó hoy al Partido Demócrata (PD, centroizquierda) y al antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) a formar una mayoría alternativa que gobierne el país, impida un triunfo de la ultraderechista Liga en unas elecciones inmediatas y evite una recesión.

Renzi ofreció una rueda de prensa en el Senado para explicar su postura, antes de que el pleno de esta cámara decida la fecha de la moción de censura contra el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, propuesta por su viceprimer ministro, titular de Interior y líder de la Liga, Matteo Salvini.

«La votación de hoy en el Senado demostrará que existe una mayoría parlamentaria sin (el líder de la Liga, ministro del Interior y vicepresidente del Gobierno italiano, Matteo) Salvini», dijo Renzi.

«Espero que Salvini dimita hoy. Es el responsable de este caos institucional que se está produciendo en el Parlamento en pleno verano», añadió.

En los últimos días, el PD está viviendo una división interna entre los que quieren evitar un posible Gobierno de Salvini, encabezados por Renzi, y los que abogan por elecciones inmediatas, hipótesis que defiende la dirección nacional.

El PD tiene suficientes escaños como para unirse al Cinco Estrellas y permitir la continuidad del actual Ejecutivo o formar otro que cuente con el mutuo acuerdo.

Por eso, en los últimos días Renzi ha propuesto la formación de un gobierno de unidad en el país, que aglutine a la mayor parte de fuerzas parlamentarias, una fórmula que necesariamente exige un pacto entre el Cinco Estrellas y el PD, dos fuerzas que en el pasado se han mostrado irreconciliables.

«La situación es distinta ahora. Han pasado catorce meses de gobierno (del Cinco Estrellas y la Liga), Italia ha cambiado. Un posible acuerdo del PD y el M5S, con otras fuerzas parlamentarias, tendrá que ser decidido por las respectivas direcciones nacionales», indicó.

Renzi dejó así en manos de la secretaría general la decisión y alejó el fantasma de la escisión, pues algunos analistas en el país han apuntado que el ex primer ministro, que cuenta con la simpatía de la mayor parte de los parlamentarios del PD porque fueron elegidos por él mismo cuando era secretario general, podría marcharse con los suyos y formar otro grupo político.

El actual secretario general del PD, Nicola Zingaretti, «ha pedido unidad y que sea la dirección quien gestione esta situación: me parecen dos peticiones comprensibles y aceptables. Pero como ex primer ministro digo que corremos el riesgo de una recesión, luego no digan que no lo advertí», dijo.

Se refirió así a la posibilidad de que Salvini gobierne Italia en coalición con la conservadora Forza Italia y el ultraconservador Hermanos de Italia e implemente unos presupuestos generales que incrementen el gasto público en una economía estancada, pues el producto interior bruto experimentó un crecimiento cero en el segundo trimestre del año.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion