Policía lanza gas pimienta contra manifestantes que piden dimisión gobernador

Personas se manifiestan contra el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, este domingo en San Juan (Puerto Rico). EFE/ Thais Llorca

San Juan, 21 jul (EFE).- La policía lanzó gas pimienta contra un grupo de manifestantes que se congregó este domingo frente al edificio en la localidad de Guyanabo, próxima a San Juan, donde el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, y algunos alcaldes y legisladores de su partido han mantenido una reunión.

Las fuerzas de seguridad hicieron uso del gas pimienta cuando varios ciudadanos intentaban evitar la salida de los presentes en el encuentro.

«Ricky canalla queremos que te vayas» o «Ricky dictador» son algunas de las frases que han coreado los asistentes.

La reunión tuvo lugar después de que Rosselló, inmerso en una crisis institucional y política por su participación en un polémico chat, anunciara que no se presentará a la reelección, que dimite como presidente de su partido, el Partido Nuevo Progresista (PNP) y que no dimitirá como gobernador.

El pasado mes de marzo el gobernador había anunciado que se presentaría de nuevo al puesto en los comicios generales del año que viene.

Tras su declaración institucional, los ciudadanos se trasladaron al Centro Cultural Yolanda Guerrero, en Guaynabo, donde Ricardo Rosselló se reunió con los miembros de la Federación de Alcaldes, compuesto por alcaldes del PNP.

Varios integrantes de la federación no han acudido a la reunión, que ya concluyó.

Otra protesta se formó en las cercanías de La Fortaleza, sede del ejecutivo, en el Viejo San Juan.

El escándalo que sacude al político es debido a su participación en un chat junto a miembros de su círculo íntimo en el gobierno, en el que se burlan e insultan a conocidos periodistas, artistas y políticos.

Por otro lado, miembros de la Jornada Se Acabaron Las Promesas, unos de los convocantes de varias de las manifestaciones que desde hace nueve días tienen lugar en la isla para pedir la dimisión de Rosselló, le dieron este domingo un ultimátum hasta la medianoche para que «renuncie o asuma la responsabilidad de un proceso de residenciamiento».

Tras el discurso de Rosselló, ofrecido a través de su cuenta en la red social Facebook algunos ciudadanos han realizado varios «cacerolazos» espontáneos desde las ventanas de sus viviendas para expresar su desacuerdo con el anuncio del gobernador.

Para mañana está previsto un paro general y una manifestación en San Juan, en lo que sería la décima jornada de protestas contra el mandatario de la isla.

Por otro lado, las dimisiones en la administración de Rosselló continúan y el presidente del Banco de Desarrollo Económico (BDE) de Puerto Rico y director ejecutivo de la Autoridad de Financiamiento a la Vivienda (AFV), Gerardo Portela, presentó su renuncia a los dos cargos.

«Desafortunadamente los acontecimientos de las pasadas semanas, incluyendo las actitudes reflejadas en los comentarios de oficiales y asesores de la actual administración no van a tono con mis valores y principios», señala en su misiva de dimisión Portela.

A su vez, indica que con el «propósito de culminar mi gestión de manera eficaz y poder asegurar la estabilidad de los equipos de trabajo que componen las dependencias que dirijo, estaré disponible para atender asuntos relacionados a esta transición hasta el 2 de agosto de 2019».

Hoy se han registrado varias protestas en el Viejo San Juan contra Rosselló, una de ellas por un grupo que ha practicado yoga en las cercanías de La Fortaleza, sede del ejecutivo, otra con pancartas debajo del agua o con embarcaciones y motos acuáticas, y algunas más.