La Bolsa española cierra con una subida del 0,54 % y consolida los 9.100 puntos

La Bolsa española. EFE/Archivo

Madrid, 15 may (EFE).- La Bolsa española avanzó este miércoles un 0,54 %, animada por las alzas de las principales plazas europeas y la apertura en positivo de Wall Street por el retraso de nuevos aranceles, lo que le permitió afianzar el rebote de la víspera y los 9.100 puntos.

A pesar de que persiste la incertidumbre entre los inversores por la guerra comercial entre EEUU y China, el principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, consiguió sumar 49,50 puntos, hasta 9.177,10, con lo que amplió al 7,46 % las ganancias en el año.

En Europa, la Bolsa de Fráncfort sumó un 0,90 %, Londres un 0,76 % y París un 0,62 %, mientras que Milán fue el farolillo rojo con una caída del 0,14 %.

En el caso italiano pesaron las declaraciones de este martes del viceprimer ministro, Mateo Salvini, avisando de que el país volverá a incumplir sus objetivos de déficit, lo que provocó que la prima de riesgo del país supere los 284 puntos básicos.

En España, con el riesgo país en 105 puntos básicos, la sesión comenzó al alza, aunque minutos después se impusieron las ventas y el IBEX 35 llegó a perder los 9.100 puntos, por lo que parecía incapaz de consolidar las alzas de la jornada previa.

Los últimos datos económicos de China han sido más débiles de lo esperado, pero lejos de ahuyentar a los inversores animó a las compras porque interpretan que se allana el camino para la aprobación de medidas de estímulo por parte del gigante asiático.

De ahí los cierres en positivo de Asia, donde el CSI 300 chino subió un 2,2 %, Tokio un 0,58 % y Hong Kong un 0,52 %.

Además, en Europa se conocieron datos mejor de lo esperado; en palabras de los analistas, «las cosas pueden no ser tan malas como parecen»: la economía alemana creció un 0,4 % en el primer trimestre y la zona euro duplicó su ritmo de crecimiento.

Por lo tanto, mejoran las perspectivas para la región en un momento en el que el euro se mantiene estable en 1,12 dólares, a pesar de que persista la tensión comercial entre EEUU y China.

A mediodía el IBEX 35 había congelado ya sus caídas, con los inversores aún pendientes de las ventas al por menor en EEUU, que finalmente decepcionaron con una caída del 0,2 %.

Sin embargo, la posibilidad de que el presidente estadounidense, Donald Trump, esté dispuesto a retrasar seis meses la decisión de imponer aranceles al sector del automóvil europeo y japonés, fue la clave para animar a los mercados. Ford y General Motors reaccionaron con subidas, al igual que algunas automovilísticas europeas.

En el mercado de materias primas, el petróleo Brent, de referencia en Europa, siguió subiendo hasta 72 dólares a pesar de que la Agencia Internacional de la Energía (AIE) dijera que espera menos demanda de petróleo ante las sanciones a Irán.

Los grandes valores del selectivo español hicieron pleno de subidas: Iberdrola subió un 0,96 %; Inditex un 0,72 %; Repsol y Telefónica ambas un 0,55 %; BBVA un 0,16 % y Santander un 0,07 %.

Cellnex y Grifols lideraron las alzas con avances del 1,90 y el 1,7 %; al contrario que Técnicas Reunidas y Ence, que encabezaron los descensos con caídas del 1,82 y el 1,47 %.

Tras anunciar ayer la ruptura de sus negociaciones de fusión, Liberbank avanzó un 4,33 % mientras que Unicaja Banco cedió un 0,51 %.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion